Gables Montessori Blog

ES BENEFICIOSO PONER REGLAS CLARAS A NUESTROS HIJOS

Los niños necesitan independencia y libertad para desarrollar su creatividad, pero también necesitan aprender ciertas reglas para establecer límites que los protejan y les ayuden a vivir en la sociedad. Por su parte, los padres deben considerar que las reglas son parte natural de la vida y enseñan a los niños cómo manejarse en diferentes situaciones. Las normas son la estructura para interactuar con otros y ayudan en general al aprender a tomar decisiones saludables. El reto para los padres es, evidentemente, saber dónde está la delgada línea que separa la absurda restricción de actuar de la relajación total que conduce al caos.

Existen algunas recomendaciones para ayudar a los padres a pensar en la mejor manera de establecer reglas en casa, la primera de ellas, optar siempre por lo simple o básico. Esto significa que tener demasiadas reglas a seguir puede ser confuso para sus hijos y quizás agotador, por lo que mejor es pensar en algunas muy importantes pero pocas. Para ello elija alguna que crea que no son negociables como la hora de ir a la cama o el mantener los juguetes organizados. A medida que el niño crece, las reglas cambian y él gana compromiso de hacer lo que se espera que haga. Como padres también debemos ser concisos y positivos. Los niños pequeños no pueden seguir instrucciones con muchos detalles, con un marco confuso o un lenguaje negativo. Las instrucciones dulces animan al aprendizaje mientras que el lenguaje negativo puede sentirse como un castigo y no estimula el cambio.

El diseño de rutinas ayuda a establecer expectativas y actúa como una forma de ahorrar tiempo. Si los niños aprenden sobre las consecuencias de sus acciones, evitarán situaciones peligrosas y molestas que les  quiten tiempo para jugar o disfrutar, un ejemplo simple, tirar un juguete y perder la oportunidad de jugar con él. También es necesario que los padres sean lógicos. Una regla debe ser coherente con el castigo por quebrantarla.

No olvide reforzar el buen comportamiento de su hijo. Es cierto que los límites son necesarios, pero también el comentario positivo cuando actúe correctamente. Así que no se limite a señalar los errores, celebre las cosas buenas que sus hijos hacen. Lo mejor es aprender a ser flexibles cuando sea necesario y ajustar las reglas cuando las circunstancias lo requieran también.

No Comments Yet


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.